Comunidad de diseño web y desarrollo en internet

Grand Theft Cristalab: Miami City

Tres maletas con cien kilos, dos supercaídas del Server de Cristalab, una formateada a mi PC principal y otras cosas han hecho su mejor esfuerzo porque yo jamás publicara esto. Pero he vencido. Nunca la globalización me había golpeado tan fuerte.

Viajar a Estados Unidos o Inglaterra está plagada de las restricciones de líquidos, los mil y un scanners y la paranoia inmortal del terrorismo. Pero mi viaje a aquellas tierras de hamburguesas baratas y miedo irracional a los que se llamen abdul era inminente. El lunes pasado viajé a Miami.

Que el vuelo se retrasara seis horas debió ser prueba suficiente de que algo andaba mal. No hay placer más grande que esperar de 5am a 11am en un aeropuerto lleno de gente llorando, novias despidiendo a su amor en llanto (¿Por qué no al revés?) y jamaiquinos cerca a ti con su "olor folclórico".

La salida de Colombia fue veloz, un par de preguntas y monté en el avión. Curiosamente, en todo el tiempo no encontré a nadie que hablara español y tuve que empezar a hacerme a la idea que esto seguiría igual, aunque Miami fuera más latino que otro lugar del mundo. El vuelo se puede resumir en tres horas y media de disfrutar la televisión de CBS y la película "Goal!": La valiente historia del mexicano Santiago Munez (Apellido rarísimo en México, creo que inexistente) y de cómo escapa por la frontera, llega a Los Ángeles y termina jugando para el New Castle en Inglaterra. Lloré dos veces.

Al llegar a Miami, un policía me para en la fila de inmigración porque le parecía sospechoso que llevara tanto dinero. Cuando vio los lindos moñitos donde llevaba dividida cada cantidad por tienda en la que compraría, se convenció de que no era terrorista.

Código :

Consejo #1: Si vas a llevar mucho efectivo a USA, llévalo de la forma más tierna posible.

Después de unas doscientas personas en fila de inmigración, darme cuenta que los aeropuertos de USA son manejados 100% por policías y "seguir los puntos verdes del piso", al fin salí. Y ahí se complica la cosa.

Mi plan original consistía en tomar un bus hacia North Beach, lugar donde está el hotel y que queda a 30 minutos del aeropuerto. El problema es que
  • Esa gente no tiene ni puta idea de la palabra "bus".
  • Esa gente NO habla español. Repito, NO habla español. Nadie.
Les pregunté a unas diez personas cómo llegar a North Beach. Cinco me dieron las indicaciones para llegar en auto, tres me dijeron que no sabían y dos me indicaron que tomara "that blue SuperShuttle". Efectivamente, el bus azul inmenso "SuperShuttle" era gratis, rápido y me sacó del aeropuerto en un instante. De igual manera, no me llevó a South Beach, sino a un lugar llamado "Alamo" donde alquilan autos que, según el conductor "me llevarían a South Beach".

Entre maldiciones le pregunté a otro conductor de SuperShuttle como hacía para volver al maldito aeropuerto. Él dijo que su bus saldría para allá en minutos, que me subiera y esperara. Subió mis maletas y me ubico en un lugar perfecto. Su amabilidad me impresionó, pero algo estaba mal. Jamás había leído de tal amabilidad en la tierra donde me encontraba. Tenía razón, en USA tienen algo que aquí no existe… propinas.

El billete más pequeño que llevaba era de cinco dólares, pero logró ubicar un taxi que me llevaría al lugar y de nuevo cargó las maletas. El viaje en taxi costó 37 dólares.

Código :

Consejo #2: Si nunca has estado por allá, no creas lo que dice Internet. Nadie conoce el sistema de buses de Miami, toma un taxi el primer día.

Gasto actual: 42 dólares.



A las 7:00pm, aún con luz de día, estaba en el hotel.

El Ocean Surf es un hotel a treinta metros de la playa, construido en 1940 y renovado en 1997. Su arquitectura es una corriente del diseño de esa época llamada Art Deco. Su staff es completamente latino. Tiene tres pisos, precios cómodos para el ahorrador y un olor fuerte a vino tinto en los corredores. El ascensor sube del primero al tercer piso en tres largos minutos y no tiene Internet.

Tenía 4 días para comprar todo y ya se estaba acabando el primero. Iría de inmediato a la Apple Store ubicada en el Aventura Mall, a 25 minutos en bus del hotel. Cambié mi traje de viaje por los zapatos y pantalón de combate, pregunté como funcionaba el sistema de buses al recepcionista del hotel (Que sí sabía como funciona o que de hecho existía) y salí a tomar la ruta S con destino al Mall.



Un dólar con veinticinco centavos te dan acceso a un cómodo Shuttle de sillas acolchadas, vidrios polarizados contra el intenso sol, aire acondicionado, alta velocidad de viaje y una plaga de cámaras en el techo. Además de interesantes y completamente relevantes anuncios para los pasajeros del sistema de buses, como éste:



Donde me invitaban a participar en un estudio científico para curar la esquizofrenia. Pensé en llamar a inscribirme, pero el Flying Spaghetti Monster me convenció que yo no tenía nada de eso.

Código :

Objetivo del viaje al Aventura Mall: Comprar dos MacBooks blancos de 13".

El Aventura Mall es un inmenso centro comercial de la zona rica de Miami, donde se encuentran todo tipo de tiendas para el estadounidense común (A partir de ahora, gringo puñetero, o GP) y una gran zona de comidas rápidas. Incluso hay una maquina (Foto abajo) que construye personalizadamente ositos de felpa. Eran ya las 8pm y el tiempo apremiaba, me encaminé a la Apple Store.



Dulce y santo lugar donde el arte hace comunión con la tecnología para crear las más preciosas joyas de la computación. La Apple Store es un gran salón repleto de Macs de todos los colores, tipos y tamaños; conectadas a Internet y que puedes usar lo que quieras, cuando quieras y cuanto quieras. Al fondo también hay iPods y sus mil y un accesorios, además de software para Mac y una colección bastante impresionante de juegos (Más de los que imaginé).



Llevé la tarjeta de crédito de la agencia, con la que compraría uno de los dos macbooks. Días antes había enviado algunos documentos necesarios para usarla en la tienda. Me anunciaron amablemente que la persona que manejaba eso trabajaba hasta las 6pm y que estaba jodido. No sólo eso, sino que también existe un impuesto a las compras (IVA) del 7% que estos cabrones JAMAS incluyen en sus anuncios. Llevaba mal contado mi dinero. A la final compré uno solo… ese día.

Código :

Consejo #3: Todas las compras y precios tienen un 7% de impuesto y no te lo dicen hasta estar allá. Tenlo en cuenta.



13.3" widescreen. Intel Core Duo 2Ghz. 1 GB RAM. 80GB Disco Duro. Camara iSight incluida con una calidad impresionante. Quemadora de CD y DVD. Airport (wifi) y Bluetooth incorporado. Incluye control remoto (Sí, control remoto) con FrontRow, un test drive de Office 2004 para Mac, se le puede instalar Windows nativo. En fin. 1550 US$ (Con taxes)

Código :

Objetivo #1: Cumplido al 50%

Saliendo del Aventura Mall me atrapa un chino en la zona de comidas. En un ingles-chino-español me dice algo como "Ven tu, comer chinese chicken rico chicken ven comer". No sabía si partirle la cara o llamar a la policía. El MacBook me convenció que el mejor curso de acción era comer "rico chicken". Gracias a aquel chino loco descubrí la delicia del pollo agridulce. Compré una caja para llevar de "chicken and noodles", un vaso inmenso de té helado sin dulce y me fui con esa bolsa y el MacBook al hotel.

Todos me miraban raro en el bus.

Los GP (Gringos Puñeteros) no saben usar el sistema de buses o que de hecho existen. Todos tienen auto allá. Todos. La brecha digital de los países pobres es una brecha de impuestos. Los autos y la tecnología valen en otros países entre un 30% y 50% más que lo que valen en USA (Y ciertas zonas de Europa). Eso se siente mucho más en los lugares donde el costo de vida (Y los ingresos) es bajo. Como acá. El punto es que sólo "cierto" tipo de gente toma el bus. Y este "cierto tipo" miraba de manera curiosa, tanto mi MacBook, como la bolsa de comida china.

Fue entonces cuando me perdí.

¿Recuerdan que mencioné que los buses tienen vidrios polarizados? Pues de noche no se ve un carajo. Jamás logré ver la calle 75 y Collins (Donde estaba el hotel) y terminé en el borde de South Beach, la más famosa parte de Miami. Pregunté a una persona que me habló en español como llegar a North Beach. Me dijo que la única manera era tomar un taxi, porque estaba realmente lejos y a esa hora los buses no se devolvían. Iba vestido de camiseta y pantaloneta, tenía pelo largo y llevaba una hamburguesa de Burger King a medio terminar. Era un mendigo. Le di un dólar. El taxi costó 13 dólares.

Gasto actual: 42 + 14 + 1550 del Macbook = 1606 dólares.

Código :

Día 2: Objetivo Primario: Volver al Aventura Mall a comprar el segundo MacBook con tarjeta de crédito. 

Me levanté tarde y perdí el desayuno del hotel. Mismo camino para volver al Aventura Mall, mismo proceso para pagar con tarjeta, hasta que la tarjeta fue rechazada. La vendedora me miraba nerviosa detrás del mostrador y llamó al jefe de la tienda, que a su vez llamó a la seguridad del Mall, que a su vez me empezó a preguntar mis datos y la pertenencia de la maldita tarjeta. Paranoia al 100%. Al final todo se aclaró cuando dije que era la primera vez que usaba esa tarjeta en USA (Mentira) y que iría a pedir que la activaran (Otra mentira). Salí rápidamente del Mall, compré una tarjeta de llamadas por cinco dólares con tres horas internacionales (Cuanto atraso en telecos) y llamé a la agencia a preguntar como infiernos habían logrado que bloquearan la maldita tarjeta de crédito.

En pocas palabras, el cupo de la tarjeta era de1000 dólares y que tenía que pagar el resto en cash o que podía joderme. Ese Macbook costaba 1300 dólares. Valor con impuestos: 1410, valor pagado en efectivo: 410.

Gasto actual: 1606 + 410 = 2021 dólares.



Después de salir del Aventura Mall (Y comerme una hamburguesa horrible), regresé al hotel, dejé el MacBook y salí a TigerDirect. Otra tienda que la gente de Miami no sabe que es o donde queda. Era originalmente una web exitosa de venta de partes y cosas para PC, pero hace poco abrieron dos tiendas en Miami donde venden con los más baratos precios, de todo. De acuerdo a las especificaciones del recepcionista del hotel, la tienda quedaba en un lugar al que coloquialmente nosotros nos referimos como un tipo de desecho humano. De este modo, para llegar a aquel lugar, que quedaba, como mencioné, en La Mierda, tenía que tomar dos buses. Uno de ellos debía dejarme en el famoso "downtown".

Jamás supe como se cogía el segundo bus.

Un dólar con cincuenta fue el costo del viaje al downtown y treinta y seis dólares de ahí a TigerDirect en taxi.

Gasto actual: 2021 + 38 = 2059 dólares.

TigerDirect es una especie de sueño geek realizado. Es un carrefour inmenso sin comida y con muchas cosas de todo tipo (Que de hecho puedes revisar en su web). En mi primer raid a la tienda compré:
  • Router wireless linksys
  • Dos cajas de TV por USB
  • Memoria SD de 4GB
Salí del TigerDirect, recordé que me faltaba un lector de tarjetas SD y terminé comprando, en mi segundo raid:
  • Reproductor mp3 con FM Sandisk de 512MB (Un encargo)
  • Memoria USB de 2GB (Otro encargo)
  • Lector USB de 42 tipos de tarjetas
  • Speakers Logitech X-530 5.1 (Pesadísimos y compra impulsiva)
Llamé al taxi para que viniera por mí. Dijo que llegaría en quince minutos. Al salir, vi una caja con monitores Acer de 17" mucho más baratos que aquí. Era irresponsable, era un impulso loco, era algo que no debía hacer. Compré:
  • Monitor Acer de 17"
Llegó el taxi y el taxista se burlo de mí por pensar en regresar en bus con todo eso.

Código :

Costo total de "todo eso": 350 dólares
Costo total del taxi de ahí al hotel: 45 dólares. (El taxímetro marcó 55)

Gasto actual: 2059 + 350 + 45 = 2454 dólares.

Código :

Desgracias: No tenían reproductores mp3 de 1GB, no tenían Palm TX.

A las 10pm, cuando llegué al hotel, quise dar una vuelta por los supermercados de la zona. Compré 60 dólares en chocolates (Para la familia y "otra" persona) y dos paquetes de gelatina. El cuarto del hotel no tenía cocina, pero sí una nevera, así que comprar gelatina era el mejor curso de acción a tomar. Regresé al hotel, deje lista la gelatina y dormí, listo para el segundo día.



Gasto actual: 2454 + 63 en chocolates y gelatina = 2517 dólares.

Código :

Día 3: Objetivos: Comprar Palm TX, una película de encargo, llegar a Best Buy. Regreso tentativo a TigerDirect.

El desayuno del hotel era un chiste. Café negro, NEGRO, con pan. Ya. Eso es todo. Había dos tipos de pan. Pero nada más.



Best Buy, según Google Earth, queda a escasas cuadras del Aventura Mall. A mi me parecieron tres kilómetros reales y diez bajo ese maldito sol. Llegué casi a la frontera con un municipio adjunto a Miami llamado Fort Lauderdale. El horizonte se veía difuso, el sudor era implacable y mi mente y yo nos amábamos por haber decidido juntos vestir pantalón corto ese día. Pero vine, vi y vencí. Llegué al reputo Best Buy.



Y no tenían Palm TX.

Leí luego que al parecer, esa palm, al igual que los macbooks, se vende como arepas en la esquina de Maikel. Existencias agotadas en todas partes. Al final terminé comprando, por diez dólares, una película de 1963 llamada "El Gran Escape". Un DVD que alguien me encargó.

Decidí que no iba a caminar todo eso de vuelta. Esperé pacientemente en una estación de bus que vi y logré leer acerca de un bus que regresaba al Aventura Mall. Subí, pagué los 1.5 dólares y le pregunté, a una anciana señora sentada atrás, si el bus entraba dentro del Mall. Me dijo que sí. Cuando nos pasamos del Mall (Jamás entró) le volví a preguntar y me dijo que el bus se devolvía. Le pregunté a otra persona y me aseguró que no había forma que el bus se devolviera. Me bajé.

Terminé en un lago natural inmenso, lleno de malditos patos, casas carísimas y cero taxis. Algo llamado "Villa Colonial" (O algo así) dentro de la ciudad de Aventura. WHERE THE FUCK I AM!?



Caminé el "excercise road" por aproximadamente cuatro kilómetros hasta que llegué a un hotel en construcción. Le pregunté a dos de los obreros (Mexicanos) como volvía al Aventura Mall. Se rieron de mi y dijeron que no habían taxis o buses que pasaran por ahí, pero que un camión venía a recoger a los obreros en 10 minutos y que los llevaba al Mall. Pero tenía que hacerme pasar por obrero.

Diez minutos de charla con ellos dieron como fruto mi coartada. Era un ingeniero que estaba en el edificio 1 montando la red inalámbrica del hotel. No llevaba casco porque lo deje en el edificio 1 (Sea lo que sea esa cosa) e iba por mi auto al Aventura Mall. Increíblemente funcionó, pero todo el recorrido en el camión (Como esos donde transportan presos) hablé con un GP obrero inmenso, como de 2 metros y medio, terriblemente gordo y muy gracioso, acerca de mi trabajo en el edificio 1 y como apestaban los baños por aquel perro que murió en la instalación y que no han podido sacar del tubo principal. No me pregunten por favor.



A las 5:30pm regresé al Aventura Mall, compré en una tienda del primer piso la Palm TX ligeramente más cara (330 con taxes) y me largué tan rápido como pude.

Gasto actual: 2517 + 330 + 1.5 + 10 = 2858 dólares.

La nevera del cuarto no congela, solo mantiene ligeramente fría la comida. Por lo que tenía una fría bebida dulzona de gelatina y nada cercano a la gelatina que quería. Me la tomé y recibí un anuncio del hotel. Una amiga me había dicho que una familiar de Miami me dejaría una pequeña maleta azul con cosas para ella. Me pidió el favor que se la llevara. La pequeña maleta azul llegó, medía un metro treinta de alto, pesaba alrededor de 40 kilos y estaba LLENA de ropa, zapatos y souvenirs de Disney. La maleta con la que yo viajé no mide más de un metro y tenía mi ropa. Now what the fuck can I do?

Aún era temprano y quería hacer "algo" de turismo antes de irme, por lo que me fui a la famosa playa de South Beach donde graban MTV y la que toda persona conoce alrededor del mundo. La cara internacional de Miami. El Lincoln Road.



¡Que error!



Tiendas de ropa, restaurantes caros y elegantes, sex shops, tiendas de deportes, librerías extrañas, grandes teatros y una Apple Store. Diez cuadras de frenéticas compras. Compré en 3 dólares un gel energético con sabor a chocolate, me lo comí y fui a la Apple Store. Entré sólo a mirar, pero terminé comprando un pequeño disco duro en miniatura de 6GB, Western Digital, a 107 dólares. Era otro encargo. Cuando lo compraba, un GP (Gringo Puñetero) inmenso con ropa ancha tipo hip-hop (La moda principal de USA) compró un iPod Nano de 2GB. Recordé que mi hermano cumple años dentro de poco y quería salir de ese encarte. Compré otro iPod igual en 160 dolares.

Gasto actual: 2858 + 107 + 160 + 3 = 3128 dólares.

Pasé toda esa noche sacando mi ropa y la ropa de esa maleta inmensa, haciendo rollitos con ella (Sí, rollitos) y ubicándola de modo que la optimización del espacio fuera máxima. Logré hacer que cupiera el monitor dentro de la azul y la cerré. Desarmé los speakers y los dividí en mi maleta principal. Saque todo lo que compré de su caja original y lo desperdigué en los alrededores de mi maleta. Desembalé los MacBooks y los metí uno detrás de otro en mi morral de mano. Mi cama lucía así:



Y la otra cama así:



Para cuando terminé, era el medio día del otro día. Tiempo de checkout, me echaron del hotel. Deje a guardar las maletas y me fui a la playa, lugar que jamás visite o toque en todo el viaje. Quería verla antes de irme. Era una playa blanca, de mar limpio y azul, con 5 personas en un espacio de unos 500 metros. Como maldije, como maldije.

Mi vuelo salía a las 5pm, pero tenía que estar a las 2:30 para el check-in. Llamé a mi taxista (Que me pidió ayuda para montar la maleta azul) y llegué al aeropuerto. El taxista me cobró 37 dólares. Mis maletas resultaron ser demasiado pesadas, por lo que me cobraron 50 dólares adicionales en la aerolinea. Al mismo tiempo, le pusieron a la azul una etiqueta que decía "HEAVY, Please request help to handle it".

Caminé alrededor del aeropuerto y encontré una tienda de Palm, donde tenían la TX a 320 dólares. Comí una hamburguesa y fui a abordar. Al pasar por el escáner, una policía se acercó a mi, me pregunto mi nombre, vuelo y me dijo algo como "RUN!!, YOUR FLIGHT IS LEAVING!!".

Corrí. Ese maldito aeropuerto es terroríficamente inmenso. Llegué al avión al tiempo que el piloto decía "Ya ha llegado el ultimo pasajero, perdonen la demora, ya podemos irnos". Decidí sentarme solo y el avión despegó.

Gasto actual: 3128 + 37 + 50 = 3215
Gasto general en comidas: 80 aprox.
Gasto total: 3295 dólares.

Las tres horas y media del vuelo me dediqué renuentemente a calcular cómo evadir impuestos. Lo máximo que podía ingresar sin que me cobraran nada eran 1500 dólares. Por lo que organicé todo de modo que todo quedara en 1080 dólares. Escondí las facturas de los MacBook, planeando decir que los compré en Colombia y los llevé a USA sólo por garantía. Además, la Palm y el iPod los traía "puestos". Los azafatos del vuelo estaban maravillados con la hermosura del iPod y con la elegancia de mi MacBook (Donde hice todos los cálculos. Gracias Excel Test Drive) y al fin llegué a Colombia.

La fila de inmigración era el triple de larga que en USA (Y no era temporada alta, no venía lleno el avión y la mayoría eran GPs. Impresionante la cantidad de gente que quiere entrar) pero fue también tres veces más veloz que en USA. Entré al país, recogí mis dos maletas más el morral que llevaba al hombro, que en suma pesaban alrededor de 100 kilos. Entonces llegué a la aduana

- ¿Puedo ver su declaración de aduana? - dijo la agente de impuestos.
- Claro preciosa - le respondí, mientras con mi mejor sonrisa le entregaba la hoja con la lista. Rogando porque no me hiciera abrir la maleta.

Justo cuando empezaba a leer la hoja y con unas veinte personas atrás de mi esperando, le dije.

- Esto es lo que me encanta de regresar a Colombia. En ningún otro país podría ver ojos más hermosos que los tuyos.

Ella levantó la mirada de la hoja, no se lo creyó, me mira a los ojos y me dice…

- ¡Ay gracias!

Y me deja pasar sin revisar la hoja.

Así termina mi valiente historia. Tardé casi tres días en tener todo a punto e instalado y este mismo post lo escribo desde el MacBook. Miami es una ciudad inmensa donde, sin auto, es realmente difícil transitar. Conocí más de Miami que en cualquier tour al que pudiera ir. La comida en USA no es cara (El precio es el mismo en todas las cadenas famosas de comida rápida) y no morirás de hambre. El sistema de buses sí existe (Aunque te digan que no), pregunta a alguien antes de usarlo o te perderás (Pero el ahorro en taxis es increíble).



En síntesis, dejo Miami con la gran mayoría de mis objetivos cumplidos. Tuve que comprar una tarjeta de sonido acá porque la que tenía no servía para 5.1 y también compré una maleta Targus que vale ligeramente más aquí que allá. Pero al final, todo salió como esperaba y con la única desgracia de deber tres millones de pesos en mi país. ¿Alguien que done a un pobre viajero?

¿Sabes SQL? ¿No-SQL? Aprende MySQL, PostgreSQL, MongoDB, Redis y más con el Curso Profesional de Bases de Datos que empieza el martes, en vivo.

Publica tu comentario

o puedes...

¿Estás registrado en Cristalab y quieres
publicar tu URL y avatar?

¿No estás registrado aún pero quieres hacerlo antes de publicar tu comentario?

Registrate