Comunidad de diseño web y desarrollo en internet online

Una semana con Google Glass: El futuro en versión beta

Google Glass tiene el potencial de reemplazar los smartphones. La versión "Explorer" es increíble, mágica y futurista, aunque con un software y hardware que aun le falta evolución.

Pero el reto de Glass no es mejor tecnología, sino aceptación social.

Esta es mi historia tras una semana con Glass desde el Google IO 2013 y el demo inicial hasta hoy

Todas las fotos, screenshots e imagenes son de mis propios Glass.



La promesa futurista de Glass


Glass no bloquea tu visión, sino que se ubica en una esquina. La pantalla es de 640x360, como un iPhone de primera generación, que proyecta imagenes directo al ojo gracias a un minilente reflectivo polarizado.

La pantalla es LCD, por lo que a diferencia de LED o IPS, hace brillar las areas negras de la imagen. Ver videos y leer texto es bastante fácil, incluso en días muy soleados.



A la derecha de Glass está un touchpad multitouch. La interfaz se maneja con el touchpad. Es díficil hacer todo con reconocimiento de voz.



Glass incluye un microfono y un speaker de conducción ósea, que vibra resonando en los huesos para que llegue el sonido adentro de tu oído. Nadie escucha lo que tu cuando usas Glass.

Glass requiere conexión por bluetooth con tu teléfono para conectarse a Internet o una red wifi. No tiene 3G ni simcard por ahora.

La app de Glass en Android sirve para conectarse a redes wifi con clave, instalar "apps" y algo genial llamado "Screencast" que transmite la imagen que ves en Glass al teléfono.



Glass no está prendido por defecto. Se activa moviendo la cabeza hacia arriba (a mi se me hace super cool, otra gente lo odia) o dando un tap al touchpad. Para tomar fotos dices "OK Glass, take a picture" en voz alta u oprimes el obturador arriba de la pantalla. Es posible hackearlo para reaccionar a otros gestos.



Hay un sensor especial del que pocos hablan. Una segunda cámara atrás de la pantalla está siempre viendo a tu ojo, persiguiendo el movimiento de la retina y detectando si parpadeas. Viene apagado por defecto, pero es posible reactivarlo rooteando Glass.



Tomar fotos con la voz hace sonreír a mucha gente y es de las cosas que más he hecho teniendo Glass. Es increíble la cantidad de "fotos de oportunidad" que se pierden por no tener una cámara cerca. Todas las he publicado en mi G+.



Es posible hacer Hangouts, tomar videos, googlear respuestas (aunque no busquedas normales), ver tu Google Calendar y acceder a los mismos datos de Google Now. Con la app de CNN recibes noticias relacionadas a la zona donde estás, en texto, habladas en voz o en video.



La mejor parte de Glass es direcciones. El momento "Iron Man" de usar Glass es decir "get directions to my hotel" y ver un mapa activo en tu ojo, corrigiendo ruta, siguiendo el movimiento de tu cabeza y dandote una vista aerea de donde caminas o conduces. Ahí, ahí te sientes en el futuro.

La realidad del estado del arte tras la tecnología de Glass


Pero...

La batería es realmente pequeña. Si estás en un hangout todo el día, se irá en 2 horas. Si estás activo con Glass tomando fotos, leyendo emails, recibiendo tweets, se irá en 4 horas. Cargar una batería externa es obligatorio. Afortunadamente carga rápido y es compatible con cualquier micro-USB.



Si estás usando video o direcciones, el area de electrónica se calienta e incomoda un poco en la oreja. Usar Glass todo el día no daña los ojos, pero genera un efecto de "Glass Ghost": sentir que los tienes puestos aunque no estén ahí. No es preocupante, pero es incomodo.



El software es muy limitado. No puedes activar ninguna app de terceros voluntariamente. Sólo ciertos tweets llegan a Glass, replies y DMs. Sólo emails "important" en Gmail. Respondes a través de reconocimiento de voz y si te equivocas, a empezar de nuevo.

El reconocimiento de voz funciona muy bien en entornos promedio, pero sólo el 50% de las veces por la calle con viento, lluvia o ruido.

La pantalla es LCD, por lo que el brillo de los negros es fuerte. Con direcciones o fotos activas, la "realidad" se ve en un 20%. Seguro con mini pantallas IPS solucionarán esto.

El speaker óseo tiene un volumen muy bajo. No es malo, sólo muy bajo. No hay forma de controlar el volumen.

Y no soporta redes Wifi n. Sólo b/g.

El efecto "WTF is that" de Glass en la sociedad


Aun con sus carencias, Glass es algo increíble que intento usar tanto como puedo. Tener a internet en mis ojos es lo que soñamos todos los que crecimos con ciencia ficción. Y es ese potencial el que más le asusta a las personas.

Algunos creen que Glass está grabado todo el tiempo (no) o tomando fotos en secreto (nope). Al final del día, tienes un smartphone pegado al ojo y eso genera todo tipo de reacciones.

En un hackerspace de San Francisco (techshop) me dijeron que no entraría con Glass puesto y comentaron que "tenían que poner una señal o algo" prohibiendolos en el lugar.

Un taxista me dijo "hey, me estás grabando? deja de grabarme" con sólo ver Glass.

En el aeropuerto vi a otro usuario de Glass (somos miles, miiilees!!) ser llevado por la seguridad del aeropuerto a "revisión adicional" tras preguntar qué llevaba puesto en la cabeza.

Muchos extraños por la calle me paran para "saber qué es eso". Algunos reconocen a Glass, uno me preguntó si era ciego, otro si era Terminator.

Amigos de mucho tiempo me han visto con cara de "Ughh, pareces un nerd" al tiempo de otros diciendo "Wow, esto es el futuro" con el irónico "Glass me parece horrible, pero igual dejame probarlo".

Y entonces... los hipsters.
    Glass me hizo entender por qué la gente odia el estereotipo hipster. No es por los cafés, no es por la música, no es por la ropa chistosa. No.

    Es porque no les gusta nada ni son capaces de expresar emoción por nada.

    Podrías crear la pieza de arte más hermosa, el postre más equilibrado e increíble, Jesús podría bajar del cielo con una guitarra de 8 cuerdas y tocar el riff más inspirado que haría llorar a Kurt Cobain en su tumba...

    Y ellos dirían "meh, he escuchado mejores".

    Pareciera imposible para ellos emocionarse por algo, tener esa sensación de niño descubriendo el mundo y sonreir abiertamente por el futuro que puede venir.




Esa es la barrera real de Glass. Cuando venga integrado en lentes normales y sea parte de la vida igual que los celulares. Esa barrera que hace algo innovador e único pero que al tiempo da miedo, genera rechazo o simplemente el efecto "feo" y antiestético.

Muchos odiaban los celulares, jurando que causaban cancer, nos hacía esclavos, mataba la privacidad o que hablar por la calle a un pedazo de plástico te hacía "ver como idiota".

Glass puede superar esto. Mejoras en miniaturización, materiales y pantallas harán de Glass algo integrado a la vida. Quizás en un par de años.

El iPhone demostró que con un buen precio, gran innovación e utilidad innegable, se puede cambiar el mundo y crear un nuevo tipo de computación. Yo quiero creer que Glass irá allá y que nosotros, los que creamos en la web, seremos parte.



¿Tienes más preguntas o comentarios de Glass? Los responderé todos acá.

John Freddy Vega (@freddier) es el fundador de Mejorando.la y Cristalab.

¿Sabes SQL? ¿No-SQL? Aprende MySQL, PostgreSQL, MongoDB, Redis y más con el Curso Profesional de Bases de Datos que empieza el martes, en vivo.

Publica tu comentario

o puedes...

¿Estás registrado en Cristalab y quieres
publicar tu URL y avatar?

¿No estás registrado aún pero quieres hacerlo antes de publicar tu comentario?

Registrate