Comunidad de diseño web y desarrollo en internet

¿Qué hacer si tu datacenter cobra vida propia?

No te diré mi nombre por dos razones: primera, no quiero un millón de emails preguntándome si estoy loco. Segunda, si estoy loco, no quiero que nadie sepa quien soy.

No soy un escritor, así que le pedí al autor de esta nota que escribiera el artículo por mí. Él es un programador y un vicioso de la ciencia ficción, así que es más probable que me entienda (Y más importante, que me crea) esta historia.

Con mi mala suerte, fui la primera persona en notar que algo extraño pasaba. Soy un técnico para una compañía de hosting y datacenters y mi trabajo es... bueno, soy el electricista. Hago rondas por el datacenter, verificando switches y paneles de energía. Superviso el voltaje en el portal, ese tipo de cosas ¿No ha habido problemas de energía en Cristalab? Eso es gracias a mí.

Recibí un mensaje interno de un ingeniero del datacenter que no conocía. Eso es normal, estamos creciendo locamente en esta empresa y no siempre leo los mails de “Bienvenido el nuevo empleado”. Abrí la ventana del mensaje, era de “Nnet” y el contenido me hizo saltar de mi silla.

    “Los cables de poder de los nuevos servidores (205, 206 y 207) están recibiendo demasiada corriente. Estallarán los fusibles en 52 minutos y 12 segundos.”

Yo ACABABA de verificar esos servidores. Caminé al cuarto de servers, murmurando que esto sería algún insolente ingeniero nuevo jugándome una broma. Me iría de vacaciones en una semana y NO quería problemas con la electricidad. Estaba entrenando otro ingeniero para que se hiciera cargo de mi consola en mi ausencia y si algo pasaba durante su trabajo, seguro me llamarían a trabajar. Entre en la sala de servers y comprobé los reguladores en el panel de energía.

Y estaban pasando por lo menos cinco amperios de más. Si hubiéramos prendido el tercer servidor, todo el bloque de servers se habría ido abajo. No habría sido grave, no hay maquinas de producción aquí. Por esto hacemos pruebas de electricidad antes de traerlas.

Los ingenieros de hardware y yo trabajamos por más de una hora recableando el área, empezando por el tercer servidor. Efectivamente, 52 minutos después de empezar, el servidor 205 murió. Agradecí mentalmente a “Nnet” por encontrar esto (Y más importante, no tratar de arreglarlo por su cuenta). Cableamos las maquinas con mejor eficiencia (El electricista etiquetó los cables mal), reseteamos los interruptores y el resto del día no hubo el menor problema.

El siguiente día, me puse a pensar como “Nnet” había salvado mis vacaciones (Yo habría pasado toda la semana siguiendo el rastro de los cables para saber qué pasó) y quería invitarlo a él o a ella a comer. Así que le respondí el mensaje interno a “Nnet” con una invitación. Una hora pasó sin respuesta, pero no es demasiado extraño que un técnico de datacenter esté fuera de su escritorio un par de horas. Así que le envíe un mail a Nnet.

El email rebotó.

¿Quizás en recursos humanos no habían creado su email aún? Los llamé para saber qué pasaba con el correo de Nnet.

Me dijeron que nadie con un nombre similar a “Net” había sido contratado (Pensé que “Net” era un nombre raro para un técnico, pero no es el apellido más extraño que haya escuchado antes). Llamé al departamento de red interna para preguntar como pude recibir un mensaje interno de la compañía de alguien que no trabaja aquí. Investigaron y no pudieron encontrar enlaces entrantes a través de los firewalls o algún registro de que ese mensaje fue enviado. Más extraño aún, el servidor de mensajería interna TIENE una cuenta llamada “Nnet”, pero el ingeniero que mantiene ese servidor jura que él jamás la creó.

Discutíamos esto cuando uno de los programadores de la empresa escuchó la conversación. Se rió y cuando le preguntamos por qué, nos dijo que estaba leyendo un libro acerca de cómo se forma la mente humana. El cerebro está hecho de millones de millones de neuronas, interconectadas entre todas. Y estas neuronas interconectadas crean juntas la inteligencia.

¿Podría ser verdad? No puede ser. Ridículo. Claro, tenemos docenas de miles de computadoras alrededor. Dual Cores, Quad Cores corriendo varios sistemas operativos y aplicaciones, todas conectadas por una red interna increíblemente veloz...

... ¿Podría ser?

Los ingenieros están seguros que uno de los técnicos del datacenter me está jugando una broma y lo están rastreando. Pero no estoy convencido. “Nnet” sabía cuales cables de electricidad tenían problemas en una sala de servidores a la que sólo yo y ciertos técnicos selectos tienen acceso. Y todos ellos juran jamás enviar el mensaje.

Es cuando hablé con el escritor de esta nota. Él me dijo que hay muchas personas de mente técnica ahí afuera que lee historias de ciencia ficción y se le ocurren soluciones... aún sabiendo que es técnicamente imposible. Ellos pueden encontrar la solución a mi enigma. Así que se nos ocurrió escribir esta historia, narrando mi predicamento.

Publicado, veríamos la discusión de nuestros lectores. Ellos tienden a ser realmente inteligentes y les gusta resolver problemas. Quizás alguien ahí afuera tiene una idea de cómo podemos investigar y encontrar qué ocurrió en realidad.

Aquí está la historia. Una fantástica historia de ciencia ficción moderna que realmente pasó en Softlayer, la gran empresa que maneja el hosting de Cristalab y que al parecer tiene un datacenter sentiente.

¿Alguna idea?

¿Sabes SQL? ¿No-SQL? Aprende MySQL, PostgreSQL, MongoDB, Redis y más con el Curso Profesional de Bases de Datos que empieza el martes, en vivo.

Publica tu comentario

o puedes...

¿Estás registrado en Cristalab y quieres
publicar tu URL y avatar?

¿No estás registrado aún pero quieres hacerlo antes de publicar tu comentario?

Registrate