Comunidad de diseño web y desarrollo en internet online

¿Cómo armar una Estrategia Digital?

Con la llegada del Community o Social Media Manager el concepto de estrategias digitales cada vez fue más implementado. Los CM especializados ofrecieron la oportunidad a las empresas de tener presencia en las plataformas digitales, posicionarla y sacarle provecho a todos los beneficios que conlleva.

No obstante, son muy pocas las personas que saben lo que es una estrategia y que, por lo tanto, la crean y desarrollan de forma no eficiente y eficaz.

¿Qué es una Estrategia?


Existen varias definiciones, como la planteada por A. Francés o la de Wikipedia. En resumen, Estrategia puede ser:
  • Una serie de acciones planificadas
  • en un plazo definido
  • en un entorno cambiante o de incertidumbre
  • para lograr metas u objetivos.

La Estrategia se debe alinear con los objetivos de la empresa para generar el vínculo entre la marca y sus públicos y gestionar una identidad.

¿Cómo armar una Estrategia Digital?


Una Estrategia está compuesta por 5 partes fundamentales, las cuales van a variar dependiendo del cliente y los requerimientos de éste. Cada estrategia es diferente y va a depender del cliente, empresa, emprendimiento o de quién se la realices.


Establecer los objetivos y metas

En una página, máximo una y media, se realiza un breve resumen ejecutivo en donde se explique a quién se realiza la estrategia, con qué objetivos, a través de qué canales y cuáles son las metas planteadas.

La idea es que una persona, vinculada o no al “cliente”, entienda qué se va a realizar al leer este ítem.


Planificar contenidos e ideas

Aquí debemos definir a quién se le va a realizar la Estrategia. Es de suma importancia establecer todos los antecedentes necesarios como cifras, número de personas, presencia en redes sociales (si es que tiene), contenido de la web entre otros.

Podemos incluir la siguiente información:
  • Presentación de la organización.
  • Breve historia, misión, visión y síntesis de ideas estratégicas.
  • Necesidades comunicacionales de la organización.
  • Objetivos del plan de comunicaciones.


Selección de públicos

En esta etapa se determina a quién le “hablarás”. Mientras más sepas de tu receptor, mejor podrás comunicar tu mensaje.

Acá podemos incluir la siguiente información:

  • Identificar la estructura de públicos de la organización: Cliente, usuario, inversionista, entre otros.

  • Infraestructura de información: cada uno de los públicos que identificaste en la estructura de públicos, incluyendo todos los aspectos que consideres necesarios: vinculación con la tecnología, edad, género, ubicación, etc.

  • Benchmark y redes colaborativas: análisis de la competencia para ver qué está haciendo: lo bueno, lo malo, qué ejemplos puedes usar como guía y qué no debes repetir. Las redes de trabajo colaborativo te ayudarán a facilitar tu labor comunicacional y a armar redes que, en un futuro, pueden ser útiles como contactos.

  • Imagen de la organización: Realizar un análisis FODA de la imagen de la organización para identificar.


Planifica el mensaje

El mensaje no se debe pensar como algo que se va armando en el camino sino que se planifica y determina. Debemos definir qué es lo que se comunicará de acuerdo a todo lo revisado previamente, y tener en cuenta de quién se hablará y a quién nos dirigiremos.

Se puede proponer un mensaje a resaltar o un relato, es decir, una historia que desarrollaremos a través de los canales que se seleccionarán para difundir.

Acá se puede incluir el concepto y mensajes segmentados en función de las necesidades de cada público.


Selección de canales

La determinación del público acá es crucial ya que es en esa parte en la que averiguamos dónde están las personas o grupos a los que le “hablaremos”. Los canales deben ir en esa línea para poder cumplir los objetivos trazados en un principio de la Estrategia.

Por ejemplo: si identificaste que tu público está compuesto por mujeres de entre 25 y 35 años que hacen showrooming y tú vendes productos femeninos, debes incluir en tu plan a Pinterest.

Mientras más y mejor conozcas los diferentes canales (digitales, tradicionales, publicidad, televisión, radio, etc.) más óptima será la aplicación de tu propuesta.


Evalúa y mide

Finalmente, se definen los parámetros que utilizarás para evaluar todo lo propuesto previamente. Por ejemplo: si te propusiste aumentar el tráfico web en un 5% mensual, acá estableces qué herramientas utilizarás para medir el porcentaje, de qué forma lo presentarás (informes, presentación, mail, etc.)

Una premisa que no se debe olvidar: lo que no se mide no sirve

Cuanto mejor establezcas tu método de evaluación, mejores decisiones podrás tomar ante un escenario adverso que se pueda presentar.

¿Sabes SQL? ¿No-SQL? Aprende MySQL, PostgreSQL, MongoDB, Redis y más con el Curso Profesional de Bases de Datos que empieza el martes, en vivo.

Publica tu comentario

o puedes...

¿Estás registrado en Cristalab y quieres
publicar tu URL y avatar?

¿No estás registrado aún pero quieres hacerlo antes de publicar tu comentario?

Registrate